Andrea y John – Secret Jewel

Hoy tengo el placer de escribir sobre la última boda que Daymar events y todo su maravilloso equipo ha organizado. 

 

Después de un año de preparativos, organización e ilusiones, pudimos disfrutar de una boda completa, alegre, divertida y como todas, llena de felicidad, familia y amor. 
¿Un año? Sí sí, un año. Y es que la gente no es consciente de todo lo que supone ser Wedding Planner, o todo lo que conlleva realizar una boda de película, pero quizá eso es lo que lo hace todavía más especial! todo el sacrificio y cariño que esconde. 
 
 
Antes de empezar a hablar sobre la boda en si, cabe destacar la preciosa locación en la que nos vimos rodeados. 
Se trata de Secret Jewel celebrations venue, un sitio que se encuentra entre Playa del Carmen y Cancún, en nuestra preciosa Riviera Maya. Esta locación esta rodeada de selva, para desembocar en una increíble playa envuelta por palmeras. Un porche con vistas directas al mar, una capilla blanca (Santa María del secreto) con acabados redondos, una maravillosa zona ‘’lounge’’, disponible para ambientar una zona de cóctel enfrente del mar para un periodo de tiempo posterior a la ceremonia. 5.000m2 de este entorno extremadamente acogedor y privado, en consecuencia, nos regala una esencia inigualable. 
Sin duda una de las mejores opciones para pasar uno de los días más importantes de nuestras vidas.  
 
 La velada comenzó con el recibimiento de los invitados hacia una entrada preciosa diseñada con vigas de madera rodeada de la verde vegetación. Una vez ahí, cada uno tenía que encontrar su nombre, y se le intercambiaba una tarjeta a cambio de la petición de una foto. Contábamos con una cámara polaroid que plasmaba las sonrisas y vestuario de cada pareja de invitados, para más tarde poder crear un álbum de firmas donde cada invitado se encontraría y dejaría constancia del agradecimiento y los sentimientos que sentían hacia nuestro novios.. 
Creo que es necesario darle un toque informal, divertido e interactivo al evento, sobretodo al comienzo cuando la gente todavía se encuentra entre la incertidumbre y las expectativas sobre el día que estaba a punto de suceder. 
 
 
En este caso, el cruce de culturas de los novios les llevó a realizar dos ceremonias seguidas. Comenzó en la capilla blanca, con amplios espacios para disfrutar de vistas espectaculares y una ventilación perfecta. 
La entrada de la novia nos erizó a todos la piel.. Empezó en la entrada donde recibimos anteriormente a los invitados, y de la mano de su padre, la novia recorrió un camino de ensueño cruzando un pequeño puente de madera sobrevolando un río de agua natural, para llegar a la entrada de la playa, donde se encontraría con un camino de escalones blancos sobrepuestos en la blanca arena caribeña que darían paso a la entrada de la capilla, y la entrada hacia su nueva vida
 
 
Acto seguido, se invitó a la gente a desplazarse unos pocos metros hacia la playa, cruzando una mesa llena de múltiples surtidos de pequeños aperitivos. Comenzaba la ceremonia civil, donde los novios estaban de pie, frente a frente bajo un gacebo decorado con telas blancas enredadas, contrastando perfectamente con el mar. 
Un agradecimiento a nuestra querida ministro; Paula Riquelme, quien formalizó esta pareja. 
Ahora sí! Después de la ceremonia, las emociones y el esperado ‘si, quiero’, Yazmín de la Mora, nos deleitó con un increíble cóctel, del cual nadie nos resistimos a no comer, pues quien iba a poder resistir unos canapés de salbute de pavo con relleno negro acompañados con una cuchara de ceviche blanco al estilo Yucatán o las brochetas de camarón con piña adobada. Solo de recordarlo se me hace la boca agua..  
 
 
 
Para dar inicio a la noche, y continuando con el catering de Yazmín, seguimos con una cena sofisticada con toques contemporáneos regionales. Ambientada con unas mesas rectangulares vintage y unas sillas tiffany por parte de Carla y Garbriel de Mobiliario Cancún
 
Pero sin duda alguna la noche comenzó cuando Party Planet Productions ambientó el lugar con su música, su Dj y su pista led de 6×6, la iluminación, el audio y sonido dieron comienzo a la fiesta. 
Pronto la gente se levantó de sus sillas y cerró la noche bailando, saltando, y gritando al viento todas las emociones. 
Es un verdadero placer ver concluido un evento así, sin duda alguna hace que todo merezca la pena. 
 
No dejes de seguirnos y de darnos la oportunidad de realizar nuestro trabajo, y tu sueños!  
 
 
 
    Autor: Andrea GBorreguero