El círculo perfecto!

Gracias por estar una semana más con nosotros! 
¿Porqué le dedicamos más tiempo al vestido que al anillo? ¿La alianza de boda tiene que ser lisa y de oro
Después de hablar de tendencias, de vestidos, y de la organización del tiempo para preparar nuestra boda, vamos a relajarnos un poco y a pensar en un detalle pequeño, redondo.. No tiene mucho protagonismo en la boda (ni antes de ella), pero después de ella, es el símbolo que la representará y siempre que mires tu mano recordarás ese día y todo lo que significa. 
Por eso es tan y tan importante escogerlo bien. Tanto el de compromiso, como el de bodas.
Tiempos atrás, todas las alianzas de matrimonio eran iguales, un anillo liso y de oro. Con los años, se ha seguido esa tradición pero hemos ido viendo modificaciones. Pero.. Hoy no! y es que no solo avanza la tecnología, también avanza todo tipo de estilo y con ello la personificación y la libertad! 
Por eso en estos tiempos, hay muchísimos tipos de alianza increíbles, con tanta variedad que podemos buscar indefinidamente hasta encontrar una que se ajuste a nuestra personalidad. No te harías un tatuaje sin pensarlo, verdad? Pues recuerda que ese anillo te lo pones con la intención de llevarlo siempre contigo! que mejor motivo que escogerlo con tiempo y con detalle para que sea ideal para cada uno… 
 
 
Tenemos que tener en cuenta detalles básicos como; 
 
  • Tamaño – dimensiones de la/s piedras o piezas, tipo de joya más discreta u ostentosa y grande? – El tamaño es una de las primeras cosas que tenemos que observar, pues a partir de ahí iremos construyendo todo lo demás. En este apartado es importante pensar en la comodidad de la novia, pues si queremos llevar ese anillo a diario, no es recomendable algo muy ostentoso, ni que sobresalga mucho, para mantenerlo correctamente.                                                                                                                                           También el gusto de cada persona entran en este apartado, algunas prefieres anillos más finitos, simples, otras prefieren la argolla en si más gruesa.. Solo pensar en algo cómodo y portable portable para cualquier situación. Por supuesto sin dejar de lado lo elegante y sofisticado. 
          
 
  • Estilo (una piedra o varias, liso o no, clásico o personalizado?) Después de tener en mente algo cómodo, portable y las dimensiones aproximadas vamos con el apartado más personal de todos y con más variedades, el estilo! Aquí es donde más quedará reflejada la personalidad de la persona que lo lleve. Tenemos que pensar en algo que nos vaya a gustar siempre. No dejarnos llevar por tendencias ni por gustos repentinos del momento. Con estilo nos referimos a algo personal, que te defina, pero que estés perfectamente convencida que dentro de 5 o 10 años te va a seguir encantando.  Dentro del estilo, cabe destacar los diferentes tipos de corte de la piedra que queramos (generalmente diamantes); Princesa, redondo, oval, marquesa, radiante… No dejes de buscarlos todos hasta encontrar el que más se adecue a nosotras, no pienses que un anillo es solo ‘’bonito y caro’’ es mucho más que eso.. 

 

 
  • Bandas (oro, oro blanco, metal..) La banda es la base del anillo, después de tener en cuenta el estilo y las dimensiones, tenemos que decir el tipo de anillo, de oro? Platino? Oro blanco? Algún tipo de metal? Además, la banda no es solo la argolla, también será la sujeción de nuestra posible piedra, y esto quiere decir que tenemos múltiples opciones de forma y de diseño. No hay que limitarse, hay mil posibles opciones y combinaciones! 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  • Color Para este último punto vamos a enfatizar un poco más. Me parece muy original y muy personal este punto. ¿Sabías que los diamantes ya se pueden teñir? sin perder ninguna de sus propiedades. Y no solo diamantes, hay muchas piedras preciosas de colores naturales. Claro esta, que muchas se decantarán por los clásicos tonos dorados y plateados. Pero es una muy buena opción para aquellas con una personalidad muy marcada. 

 
 
 
Como conclusión, recuerda que cuanto más único, más perfecto. Hay múltiples opciones de quilates, monturas, diseños.. No pienses en tu anillo como un simple círculo. Recuerda que es la unión y el sello de todo lo que quieres simbolizar el día de tu boda. Y lo llevaras siempre contigo. 
 
 
 
Autor: Andrea GBorreguero